Guiness® Cupcakes (cerveza negra)

IMG_9759_1.jpg

Esta semana Paula acaba las clases, así que había que hacer unos increíbles cupcakes con un poquito de chispita para celebrar. Se trata de unos cupcakes de cerveza negra que nos encantan y que son muy sencillos de hacer.

Además, esta receta os va a servir no sólo para cupcakes, sino para hacer un bizcocho ligero y delicioso, o las diferentes capas de una tarta de cumpleaños. Sólo hay que ponerle el ingrediente que más nos gusta: imaginación.

Los ingredientes que vamos a necesitar para 12 cupcakes son:

  • 140 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo
  • 125 ml de cerveza negra (preferible Guiness® en botella, ya que las de lata hacen mucha espuma al abrirlas y eso lo queremos evitar)
  • 60 ml de leche con una cucharadita de vinagre o zumo de limón (buttermilk).
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • chocolate rallado (opcional, para decorar)

Para la crema, utilizamos la receta de crema de queso que podéis ver las instrucciones en la entrada de los cupcakes red velvet que hicimos el mes pasado.


Empezamos precalentando el horno a 180ºC o 160ºC si funciona con ventilador, y preparamos una bandeja de cupcakes con 12 cápsulas.

Preparamos en un vaso nuestro buttermilk, es decir, la leche con una cucharadita de limón o vinagre. Se deja reposar unos 10 minutos y lo que tenemos que ver es que la leche se corta.

Mientras tanto, en un cazo a fuego lento calentamos la cerveza Guiness® con la mantequilla hasta que ésta se derrita por completo. Retiramos del fuego y le añadimos el cacao y el azúcar hasta su disolución completa.

IMG_9714.JPG

A continuación batimos en un recipiente los huevos con el extracto de vainilla y el buttermilk y lo añadimos a la mezcla de cerveza negra.

En un bol tamizamos la harina con el bicarbonato, la levadura y la sal, y le añadimos la mezcla anterior. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Rellenamos las cápsulas de nuestra bandeja hasta 3/4 partes aprox. y horneamos durante 18-20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga con unas poquitas migas pegadas.

Una vez listos, dejamos que se enfríen un poco en la bandeja y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado por completo.

IMG_9736_1.jpg

Decoramos con la crema de queso y nosotras decidimos ponerles un poco de chocolate rallado por encima. Esta vez optamos por chocolate con leche. Y listos, ya tenemos unos deliciosos cupcakes 🙂

Esperamos que os gusten. No os olvidéis de comentar y compartir nuestra receta si os ha servido de ayuda.

Un beso 😉

Anuncios

Cupcakes Red Velvet

IMG_9172_CONLETRA

Nos encanta el red velvet. No sólo porque está de moda, pero… ¡¡es un cupcake ROJO!! Y qué decir de la crema de queso… sin palabras. Deberían estar prohibidos 😉

Es broma, son de nuestros favoritos, así que aquí os dejamos los ingredientes para unos 24 (hicimos muchos porque toda la familia estaba con ansias de cupcakes).

Ingredientes para los cupcakes:

  • 400g de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (no os preocupéis por el colorante + cacao, funciona igual o mejor)
  • 320g de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura química (usamos como siempre Royal)
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 190 ml de aceite vegetal
  • 3 huevos
  • 200 ml de yogur (natural o griego)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • colorante rojo fuerte (usamos este de gadgetscuina.com)

Vamos a prepararlos, y después os explicamos cómo hemos hecho la deliciosa crema de queso.

IMG_9190_1

Precalienta el horno a 160-170ºC. Es importante no subir mucho la temperatura para estos cupcakes porque crecen mucho y nos interesa que queden esponjosos y que se mantenga el color rojo.

En un bol grande, tamizamos juntos la harina, el cacao en polvo, la levadura, la sal y el bicarbonato y reservamos.

En otro bol juntamos el resto de ingredientes mezclando bien después de cada uno para que nos quede una mezcla homogénea. Si usas una batidora o KitchenAid, puedes ponerlo en su propio bol, ya que ahora iremos añadiendo la mezcla de harina que habíamos reservado, poco a poco y mezclando hasta que se incorpore (no hay que mezclar demasiado para no perder todo el aire de la harina y que nos queden unos cupcakes duros como piedras; sólo hasta que la mezcla sea homogénea).

Con una cuchara para helado o dos cucharas normales, llenamos 1/3 de los moldes, ya que estos cupcakes crecen mucho y si nos pasamos, se saldrán del molde.

***Cuando los saques del horno, tendrán un aspecto brillante y tierno. Si hundes ligeramente la masa con el dedo y recupera su forma original al soltarlo, habrás conseguido unos red velvet perfectos.

IMG_9138

Ingredientes para la crema de queso:

  • 250g de mantequilla a temperatura ambiente (blanda pero no derretida)
  • 250g de queso fresco tipo Philadelphia (que no sea light)
  • 350g de azúcar glas tamizado
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 95g de leche en polvo

Batimos la mantequilla durante un par de minutos y añadimos el queso Philadelphia frío de la nevera. Incorporamos ambos bien y añadimos la leche en polvo y el extracto de vainilla. Por último, y batiendo al nivel más bajo de la batidora, añadimos el azúcar en 3 o 4 pasos hasta acabar con una masa homogénea y sobretodo ¡deliciosa! Nos aseguramos que incorporamos bien el azúcar que suele quedar por los bordes del bol con una espátula de silicona (y nada de lamer la espátula… o ¿por qué no?).

IMG_9149_1

Esperamos que os hayan gustado y cualquier duda que tengáis, lo podéis dejar en los comentarios 😉