Cupcakes de Baileys® y café

IMG_0580

Después de alguna que otra receta sana viene bien alguna receta no tan sana para que el cuerpo no se acostumbre que si no luego ¡blop! y ¡¡sólo con un cupcake!! (no nos podéis echar la culpa) jaja.

Estamos ya en verano, algunos estamos de vacaciones y hay que celebrarlo 🙂 Por ello, una receta de cupcakes un tanto borrachos va perfecto. He aquí la receta:

Ingredientes (para 15 cupcakes):

  • 100 mL de aceite de oliva suave
  • 220 g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y 1/2 de levadura química
  • 100 mL de café recién hecho

Para empaparlos:

  • 25 mL de Baileys®
  • 25 mL de licor de café
  • 25 mL de licor de avellana

Se precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y se prepara una bandeja para cupcakes con las cápsulas.

Se mezcla el aceite con el azúcar y se añaden uno a uno los huevos hasta que esté todo bien batido.

En otro bol se tamizan la harina y la levadura y se añade a la mezcla anterior poco a poco batiendo lo justo. Se prepara el café (nosotras hemos usado dos cápsulas de café formato Lungo) , se añade y se remueve de nuevo.

Se reparte la masa en las cápsulas sin llenar más de 2/3 y se hornea durante 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga con muy pocas migas pegadas.

Mientras el bizcocho está enfriando, se mezcla el Baileys®, el licor de café y el licor de avellana, se pinchan los cupcakes con un tenedor y se pinta 3 o 4 veces cada cupcake.

Ingredientes para la crema de mantequilla francesa:

  • 3 yemas de huevo
  • 35 mL de agua
  • 110 g de azúcar blanco
  • 175 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 15 mL de Baileys®
  • 15 mL de licor de café
  • 15 mL de licor de avellanas

Se colocan las yemas de huevo en el bol de la batidora y se empiezan a montar a velocidad alta. Mientras tanto, se calienta el azúcar con el agua en un cazo sin remover hasta que llegue a 118-120ºC si se tiene termómetro de azúcar o hasta que si cogemos un poco con una cucharita y lo metemos en un vaso con agua, al cogerlo se forma una bola blanda.

Se vierte el almíbar en forma de hilo sobre las yemas sin parar de batir y se deja batiendo hasta que la mezcla vuelve a temperatura ambiente. Se añade la mantequilla poco a poco hasta que la crema sea consistente.

Por último, se añaden la crema irlandesa y los licores y se bate unos 2 minutos más.

Se decoran los cupcakes y ya se pueden empezar a comer. Veréis como están deliciosos 🙂

¡Feliz entrada de verano!

Cupcakes de frambuesa

portadacupcakeframbuesa

Si pensabais que habíamos abandonado nuestros postres favoritos, estabais equivocados. Por muchas broncas que nos echéis por la cantidad de calorías de nuestros postres, sabemos que en el fondo os gustan 🙂

Estos quizás os van a resultar un poco más laboriosos, pero no por eso son más difíciles de hacer. Al contrario, son sencillos y muy, muy sabrosos. También los podéis simplificar y hacer una sola crema, cambiar el relleno de chocolate y frambuesa por una mermelada, o lo que más os guste y os resulte más sencillo.

Estos días para nosotras han sido un poco difíciles. No hemos querido aburrir a nadie con los detalles, pero hemos tenido mucho trabajo individual que nos han hecho distanciarnos y no poder realizar nuestros proyectos de la misma forma que antes. A veces es difícil hacer algo en conjunto, ya que la vida de cada uno puede tomar un rumbo u otro. Pero estamos aquí y vamos a seguir con esto con más fuerza que nunca. 

Así que allá vamos con la receta…

Ingredientes para la base de los cupcakes:

  • 175 g harina
  • 50 g cacao en polvo (sin azúcar añadido)
  • 225 g azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 150 ml de aceite de girasol o 175 g de mantequilla sin sal a temp. ambiente
  • 175 g leche

Calentamos el horno a 180ºC o 160ºC si usamos un horno con ventilador. Preparamos una bandeja de cupcakes o muffins con sus respectivos moldes de papel. Esta receta da para 12 cupcakes.

1) Empezamos tamizando en un bol la harina, el cacao y el azúcar para eliminar los trozos demasiado grandes y para permitir la entrada de aire en la masa. Añadimos la sal y el bicarbonato de sodio e incorporamos el aceite o la mantequilla. Si no usamos una batidora, es más sencillo hacerlo con aceite, pero con la batidora, la mantequilla se incorpora bien para formar una masa más o menos homogénea. 

2) En otro bol preparamos la leche con el extracto de vainilla y batimos todo junto con los huevos. Poco a poco, vamos añadiendo esta mezcla a la anterior hasta que ambas queden incorporadas.

3) Repartimos la masa con ayuda de dos cucharas o con una cuchara de helado hasta llenar 3/4 de los moldes y lo metemos en el horno durante 18-20 min o hasta que al pincharlos con un palito en el centro, éste salga limpio.

4) Una vez fuera del horno, dejamos templar 3 min dentro del molde, y luego los ponemos sobre una rejilla hasta que enfríen totalmente y los podamos decorar.

 Ingredientes para el frosting:

  • 200g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250g de azúcar super fino
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (para la parte blanca)
  • 1 y 1/2 de sirope de frambuesa (para la parte rosa)
  • colorante rojo o rosa
  • frambuesas para decorar

Esta parte de la receta la la empezamos como una sola crema, pero la acabamos dividiendo en dos una vez conseguimos la base.

1) Batimos la mantequilla durante aproximadamente 5 minutos o hasta que haya blanqueado. Incorporamos el azúcar en tres partes, batiendo bien entre cada paso.

2) Tenemos lo que sería una crema básica, sin ningún sabor en concreto. La dividimos en 2 boles distintos, teniendo en cuenta que de la crema que será blanca sólo vamos a necesitar dos cucharadas como máximo. Por lo tanto, todo lo que sobre será nuestro frosting de frambuesa.

3) Para hacer la crema de vainilla (blanca), tan sólo añadimos el extracto de vainilla y mezclamos bien.

4) Incorporamos el sirope de frambuesa y el colorante en el resto de la crema, y batimos hasta obtener el color deseado.

5) Preparamos cada una en una manga pastelera con una boquilla grande para la crema rosa y una más pequeña para la blanca. La forma será la que más os guste. Nosotras usamos una Wilton de estrella 1M y una 4B respectivamente.

Ingredientes para el relleno de chocolate y frambuesa:

  • 200 g chocolate negro para derretir
  • 25 g de mantequilla sin sal
  • sirope de frambuesa

Derretimos en el microondas o al baño Maria la mantequilla y el chocolate y, una vez mezclados, añadimos sirope de frambuesa al gusto. Nosotras pusimos aproximadamente 2 cucharaditas.

Otra opción es rellenar estos cupcakes de mermelada de frambuesa para evitarnos el trabajo extra.


08032016-IMG_0237.jpg

Sabemos que la receta puede resultar laboriosa, pero os aseguramos que no es tanto como parece. Una vez tengáis todo preparado, tan sólo tenemos que hacer pequeños agujeros en los cupcakes con un descorazonador de manzanas, rellenarlos con el sirope de choco y frambuesa o la mermelada y decorarlos con el frosting tal y como figura en la fotografía.

También guardamos un poco de sirope de chocolate para ponerle por encima. Para eso necesitamos una manga pastelera pequeña o una bolsita para congelar, le hacemos un pequeño agujero en un borde y con cuidado vamos soltando el sirope encima de la capa rosa de frosting antes de añadir el de vainilla y la frambuesa.

Y ya es hora de comerlos!!! Por fin!!! Esperamos que os hayan gustado y que nos dejéis vuestros comentarios y sugerencias más abajo. Gracias!

Un beso!!

Galletas Petit Écolier®

Primero de todo, nos disculpamos por haber estado tan ausentes. Hemos tenido muchas cosas a hacer y no hemos tenido tiempo para subir las recetas que hemos ido haciendo.

A todos nos pasa que compramos un kit, una máquina, un algo que creemos que vamos a utilizar a todas horas porque es genial y ahí está, cogiendo polvo un año después, sin estrenar.

Pues este es el caso del kit de galletas tipo Petit Écolier® (se puede comprar aquí). Dan un resultado bastante llamativo y son muy sencillas de hacer aunque, para ser sinceras, tardan un poco en estar listas.

Ingredientes para 20 galletas:

  • 200g de harina floja
  • 80g de mantequilla
  • 80g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 50mL de leche entera
  • Chocolate con leche (nosotras usamos Nestlé®)

Primero se elaboran las galletas. Se calienta en un cazo la mantequilla junto con la leche y el azúcar blanco. Cuando la mantequilla y el azúcar se hayan derretido, se mezcla y se deja enfriar un poco.

En un bol se tamiza la harina con la levadura, se forma un hueco en el centro y se vierte la mezcla líquida anterior. Se remueve hasta obtener una masa homogénea, se forma una bola y se refrigera en el frigorífico durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, se alisa la bola entre dos papeles de horno y se recortan las formas con el cortador. Se vuelven a poner en el frigorífico ya cortadas en una bandeja de horno cubierta con papel o Silpat® durante 1 h y media. La masa sobrante se puede volver a hacer bola y repetir los dos pasos anteriores hasta 3 veces ya que las galletas van perdiendo calidad después de muchos amasados.

Mientras tanto, se derrite el chocolate al baño María (puede ser negro, blanco, chocolate con leche o incluso se pueden hacer mezclas) y se vierte sobre los moldes de silicona, procurando que el chocolate llegue a todos los lados del molde y alisando la superficie con el reverso de una cucharilla.

Se deja endurecer en un lugar fresco (aprox. unos 40 minutos) y cuando estén endurecidas se pueden desmoldar.

La masa ya fría se hornea durante 12 minutos a 170ºC con calor arriba y abajo. Las galletas están hechas cuando los bordes están dorados. Se dejan enfriar en una rejilla.

Para montar la galleta, solo hay que untar la galleta con un poco del chocolate fundido sobrante y enganchar la tableta de chocolate encima. Se dejan enfriar en un lugar fresco y así, se consiguen unas galletas deliciosas.

foto2

¡Feliz Martes!

Guiness® Cupcakes (cerveza negra)

IMG_9759_1.jpg

Esta semana Paula acaba las clases, así que había que hacer unos increíbles cupcakes con un poquito de chispita para celebrar. Se trata de unos cupcakes de cerveza negra que nos encantan y que son muy sencillos de hacer.

Además, esta receta os va a servir no sólo para cupcakes, sino para hacer un bizcocho ligero y delicioso, o las diferentes capas de una tarta de cumpleaños. Sólo hay que ponerle el ingrediente que más nos gusta: imaginación.

Los ingredientes que vamos a necesitar para 12 cupcakes son:

  • 140 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo
  • 125 ml de cerveza negra (preferible Guiness® en botella, ya que las de lata hacen mucha espuma al abrirlas y eso lo queremos evitar)
  • 60 ml de leche con una cucharadita de vinagre o zumo de limón (buttermilk).
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • chocolate rallado (opcional, para decorar)

Para la crema, utilizamos la receta de crema de queso que podéis ver las instrucciones en la entrada de los cupcakes red velvet que hicimos el mes pasado.


Empezamos precalentando el horno a 180ºC o 160ºC si funciona con ventilador, y preparamos una bandeja de cupcakes con 12 cápsulas.

Preparamos en un vaso nuestro buttermilk, es decir, la leche con una cucharadita de limón o vinagre. Se deja reposar unos 10 minutos y lo que tenemos que ver es que la leche se corta.

Mientras tanto, en un cazo a fuego lento calentamos la cerveza Guiness® con la mantequilla hasta que ésta se derrita por completo. Retiramos del fuego y le añadimos el cacao y el azúcar hasta su disolución completa.

IMG_9714.JPG

A continuación batimos en un recipiente los huevos con el extracto de vainilla y el buttermilk y lo añadimos a la mezcla de cerveza negra.

En un bol tamizamos la harina con el bicarbonato, la levadura y la sal, y le añadimos la mezcla anterior. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Rellenamos las cápsulas de nuestra bandeja hasta 3/4 partes aprox. y horneamos durante 18-20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga con unas poquitas migas pegadas.

Una vez listos, dejamos que se enfríen un poco en la bandeja y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado por completo.

IMG_9736_1.jpg

Decoramos con la crema de queso y nosotras decidimos ponerles un poco de chocolate rallado por encima. Esta vez optamos por chocolate con leche. Y listos, ya tenemos unos deliciosos cupcakes 🙂

Esperamos que os gusten. No os olvidéis de comentar y compartir nuestra receta si os ha servido de ayuda.

Un beso 😉

Cupcakes de chocolate blanco rellenos de mermelada de frambuesa

IMG_9707_1.jpg

Menudas semanitas llevamos. Paula con exámenes y Bea con un montón de trabajo. Aún así, no puede faltar nuestra receta del viernes para que podáis hacer felices a vuestras personas favoritas este finde.

Estos cupcakes son muy sencillos y ya han sido reproducidos por la hermana de Bea, Alexandra. Si se atreve, nos publicará alguna fotito de cómo le quedaron.

Allí van los ingredientes para 12 cupcakes:

-150g de harina
-150g de azúcar moreno
-3 huevos M
-80g aceite de oliva suave
-55g de mantequilla sin sal
-115ml de leche
-115g de chocolate blanco
-1 cucharada y media de levadura tipo Royal
-1/2 cucharadita de sal
-1/2 cucharadita de extracto de vainilla

-mermelada de frambuesa para el relleno

Ingredientes para el merengue suizo:

-200g de azúcar
-la clara de 4 huevos M


Precalentamos el horno a 180ºC o a 160ºC si funciona con ventilador. Preparamos una bandeja de 12 cupcakes con sus respectivos moldes.

Empezamos calentando la leche a fuego medio-bajo junto con el chocolate blanco hasta que se derrita. Quitamos del fuego y reservamos para que se vaya enfriando.

Mezclamos el azúcar moreno con la mantequilla y el aceite hasta formar una pasta y, uno a uno, vamos incorporando los huevos. Añadimos el extracto de vainilla y ya podemos ir incorporando la harina con la sal mezclando bien para que no queden grumos. Finalmente añadimos la leche que habíamos reservado.

IMG_9710.JPG

Ya podemos repartir la masa en los moldes, llenándolos poco más de la mitad, y a hornearlos durante 18-20 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga limpio.

Mientras tanto, podemos empezar con el merengue suizo. Al baño Maria ponemos las claras junto con el azúcar hasta que alcance los 50-55ºC o hasta que el azúcar se haya derretido por completo. Lo sabremos si al frotar la mezcla entre los dedos, no notemos ningún granito de azúcar.

Una vez haya alcanzado esta temperatura, lo retiramos del fuego y lo vertemos en un bol (a poder ser de aluminio y que esté un poco frío). Batimos a punto de nieve hasta que se enfríe totalmente.

Cuando hayamos sacado los cupcakes del horno, dejamos que se enfríen en el molde máximo 5 minutos y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Ya podemos hacer un pequeño agujero en el medio con un descorazonador de manzanas o un cuchillo, sin llegar hasta el fondo para no agujerear el papel y que nos salga el relleno. Lo llenamos de mermelada de frambuesa y los decoramos con merengue suizo con la boquilla que más os guste.

IMG_9711.JPG

***En alguno de los cupcakes pusimos unas gotitas de aroma de frambuesa en el merengue, pero hay que decir que simple está buenísimo y no es algo que veamos totalmente necesario a no ser que os apetezca un sabor a frambuesa más fuerte.

****También es cierto que los íbamos a decorar con unas frambuesas, pero fue imposible encontrar unas bonitas en el super esta semana y como íbamos mal de tiempo, decidimos dejarlos así.

Esperamos que os hayan gustado y que nos paséis fotos si os han servido de inspiración.

¡Un beso!

Cookies de Lacasitos de Chocolate Blanco

IMG_0215.jpg

El otro día estábamos comprando ingredientes y vimos una bolsa de Lacasitos de chocolate blanco.
La cogimos sin pensarlo.¡Eran Lacasitos!¡y de chocolate blanco!
No sabíamos si nos iban a gustar, ni para que los podríamos usar, pero teníamos que probarlos. Pues bien, pensando, se nos ocurrió probar de hacer estas cookies y ya no queda ni una, ¡están riquísimas!

Ingredientes (18-24 galletas):
– 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
– 115 g de azúcar moreno
– 60 g de azúcar blanco
– 1 huevo
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1 cucharadita de levadura Royal
– 120 g de harina
– 50 g de cacao en polvo sin azúcar
– 60 g de chocolate blanco en trozos
– 120 g de lacasitos de chocolate blanco

IMG_0211.jpg

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que quede una mezcla muy cremosa. Incorporamos el huevo, preferible que esté a temperatura ambiente también, y la cucharadita de extracto de vainilla. Batimos de nuevo.

En otro bol tamizamos la harina, la levadura y el cacao. Lo añadimos a la mezcla anterior y batimos lo justo a velocidad mínima hasta que la masa sea homogénea. Incorporamos los trocitos de chocolate blanco y los lacasitos (reservamos unos pocos para añadir despúes) y los mezclamos con la ayuda de una espátula.
Refrigeramos el bol durante unos 20 minutos y cubrimos dos o tres bandejas con papel de horno o un tapete de silicona.

Con una cuchara pequeña cogemos porciones de masa, hacemos una bolita con las manos y las vamos colocando espaciadas en las bandejas (si las colocamos muy juntas se formará una supercookie y no es lo que queremos…¿o si? :P) y las aplanamos ligeramente con la palma de la mano.
¿Recordáis los Lacasitos que hemos reservado? Ahora es el momento de usarlos: colocamos 1 o 2 encima de cada cookie para que se vean después de hornear.
Horneamos cada bandeja 12 minutos o hasta que los bordes estén dorados (aunque siendo de chocolate, esto segundo es difícil de ver).
Dejamos enfríar un poco en la bandeja y luego se pasan a una rejilla metálica. Se repite el proceso con el resto de galletas.

Esperamos que las horneéis cuanto antes.
¡Feliz puente!

Cupcakes Red Velvet

IMG_9172_CONLETRA

Nos encanta el red velvet. No sólo porque está de moda, pero… ¡¡es un cupcake ROJO!! Y qué decir de la crema de queso… sin palabras. Deberían estar prohibidos 😉

Es broma, son de nuestros favoritos, así que aquí os dejamos los ingredientes para unos 24 (hicimos muchos porque toda la familia estaba con ansias de cupcakes).

Ingredientes para los cupcakes:

  • 400g de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (no os preocupéis por el colorante + cacao, funciona igual o mejor)
  • 320g de azúcar
  • 2 cucharaditas de levadura química (usamos como siempre Royal)
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de sal
  • 190 ml de aceite vegetal
  • 3 huevos
  • 200 ml de yogur (natural o griego)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • colorante rojo fuerte (usamos este de gadgetscuina.com)

Vamos a prepararlos, y después os explicamos cómo hemos hecho la deliciosa crema de queso.

IMG_9190_1

Precalienta el horno a 160-170ºC. Es importante no subir mucho la temperatura para estos cupcakes porque crecen mucho y nos interesa que queden esponjosos y que se mantenga el color rojo.

En un bol grande, tamizamos juntos la harina, el cacao en polvo, la levadura, la sal y el bicarbonato y reservamos.

En otro bol juntamos el resto de ingredientes mezclando bien después de cada uno para que nos quede una mezcla homogénea. Si usas una batidora o KitchenAid, puedes ponerlo en su propio bol, ya que ahora iremos añadiendo la mezcla de harina que habíamos reservado, poco a poco y mezclando hasta que se incorpore (no hay que mezclar demasiado para no perder todo el aire de la harina y que nos queden unos cupcakes duros como piedras; sólo hasta que la mezcla sea homogénea).

Con una cuchara para helado o dos cucharas normales, llenamos 1/3 de los moldes, ya que estos cupcakes crecen mucho y si nos pasamos, se saldrán del molde.

***Cuando los saques del horno, tendrán un aspecto brillante y tierno. Si hundes ligeramente la masa con el dedo y recupera su forma original al soltarlo, habrás conseguido unos red velvet perfectos.

IMG_9138

Ingredientes para la crema de queso:

  • 250g de mantequilla a temperatura ambiente (blanda pero no derretida)
  • 250g de queso fresco tipo Philadelphia (que no sea light)
  • 350g de azúcar glas tamizado
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 95g de leche en polvo

Batimos la mantequilla durante un par de minutos y añadimos el queso Philadelphia frío de la nevera. Incorporamos ambos bien y añadimos la leche en polvo y el extracto de vainilla. Por último, y batiendo al nivel más bajo de la batidora, añadimos el azúcar en 3 o 4 pasos hasta acabar con una masa homogénea y sobretodo ¡deliciosa! Nos aseguramos que incorporamos bien el azúcar que suele quedar por los bordes del bol con una espátula de silicona (y nada de lamer la espátula… o ¿por qué no?).

IMG_9149_1

Esperamos que os hayan gustado y cualquier duda que tengáis, lo podéis dejar en los comentarios 😉