Helado de Nutella para el buen tiempo :)

heladonutella

Ya se va notando que se acerca el veranito y ya toca ir sacando del fondo del armario la ropa de manga corta porque ¡qué calor!

Pensando nosotras nos preguntamos: ¿Quién fue el que tenía tanto calor que un día se le ocurrió inventar el helado? ¿A quién se lo tenemos que agradecer eternamente? ¿Fue una casualidad?

Sin duda alguna no podemos dejar de agradecerle semejante idea. GRACIAS.

Combinar helado y Nutella® es simplemente maravilloso. La mejor manera de hacer feliz a mucha gente, así que aquí tenéis la receta:

Ingredientes:

  • 300 g de Nutella® 
  • 200 g de nata para montar
  • 200 g de leche
  • 15 g de miel de flor de naranjo

Se mezclan todos los ingredientes hasta que se obtenga una crema homogénea. Se refrigera en la nevera y se vierte en la máquina heladora.

NOTA: Si no se tiene máquina heladora también se puede hacer. Simplemente es congelar durante 4 horas sacando para batir cada media hora para romper los cristales de hielo y que quede cremoso.

Creemos que el helado está en su punto si se deja ya congelado y se consume al día siguiente.

P.D.: Buscando en Wikipedia sobre el origen del helado, hemos encontrado que posiblemente fue invención de Alejandro Magno, quien hacía traer a sus esclavos hielo y nieve de las montañas para enfriar sus jugos de fruta y sus vinos.

Hasta la próxima :-*

 

Brownie de cheesecake

brownie1

Hola, sentimos lo poco que publicamos pero no nos olvidamos de vosotros y siempre intentamos tener un ratito para tener una nueva receta lista.

¡Ya es primavera! Esto no tiene nada que ver con la receta jaja pero nos encanta esta época del año… Se va acercando la época de hacer helados y vosotros lo agradeceréis pronto 🙂

Pero esta vez no es un helado, esta vez es un brownie. A muchos nos gusta el chocolate y esta receta tiene una cantidad de chocolate que debería estar prohibido jaja así que no os vamos a hacer esperar más.

Ingredientes para el cheesecake (Bandeja de horno de 26×10 cm):

  • 250 g de queso crema frío
  • 1 yema de huevo
  • 60 g de azúcar

Se precalienta el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y se engrasa el molde. Se coloca un papel de horno en la base para facilitar luego el desmoldado.

Se baten todos los ingredientes hasta que sea una mezcla homogénea. Se reserva en la nevera.

Ingredientes para el brownie:

  • 115 g de mantequilla
  • 140 g de chocolate negro en trocitos
  • 150 g de azúcar blanco
  • 60 g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 120 g de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

Se tamiza la harina y el cacao y se reserva. Se calienta el chocolate con la mantequilla dando pequeños golpes de microondas o al baño María. Cuando se haya derretido se incorpora los azúcares y los huevos (uno a uno). Se le añade la mezcla de harina y cacao poco a poco.

Cuando todo esté bien integrado se vierte sobre la bandeja y se alisa ligeramente con una espátula. Se vierte encima el cheesecake reservado de la nevera y con un palillo se mezcla hasta que las dos masas queden un poco mezcladas.

Horneamos unos 30 minutos y se comprueba pinchando con un palillo que salgan unas pocas migas pegadas.

image2

Esperamos que os haya gustado y que probéis a hacerla.

Cupcakes de frambuesa

portadacupcakeframbuesa

Si pensabais que habíamos abandonado nuestros postres favoritos, estabais equivocados. Por muchas broncas que nos echéis por la cantidad de calorías de nuestros postres, sabemos que en el fondo os gustan 🙂

Estos quizás os van a resultar un poco más laboriosos, pero no por eso son más difíciles de hacer. Al contrario, son sencillos y muy, muy sabrosos. También los podéis simplificar y hacer una sola crema, cambiar el relleno de chocolate y frambuesa por una mermelada, o lo que más os guste y os resulte más sencillo.

Estos días para nosotras han sido un poco difíciles. No hemos querido aburrir a nadie con los detalles, pero hemos tenido mucho trabajo individual que nos han hecho distanciarnos y no poder realizar nuestros proyectos de la misma forma que antes. A veces es difícil hacer algo en conjunto, ya que la vida de cada uno puede tomar un rumbo u otro. Pero estamos aquí y vamos a seguir con esto con más fuerza que nunca. 

Así que allá vamos con la receta…

Ingredientes para la base de los cupcakes:

  • 175 g harina
  • 50 g cacao en polvo (sin azúcar añadido)
  • 225 g azúcar
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 150 ml de aceite de girasol o 175 g de mantequilla sin sal a temp. ambiente
  • 175 g leche

Calentamos el horno a 180ºC o 160ºC si usamos un horno con ventilador. Preparamos una bandeja de cupcakes o muffins con sus respectivos moldes de papel. Esta receta da para 12 cupcakes.

1) Empezamos tamizando en un bol la harina, el cacao y el azúcar para eliminar los trozos demasiado grandes y para permitir la entrada de aire en la masa. Añadimos la sal y el bicarbonato de sodio e incorporamos el aceite o la mantequilla. Si no usamos una batidora, es más sencillo hacerlo con aceite, pero con la batidora, la mantequilla se incorpora bien para formar una masa más o menos homogénea. 

2) En otro bol preparamos la leche con el extracto de vainilla y batimos todo junto con los huevos. Poco a poco, vamos añadiendo esta mezcla a la anterior hasta que ambas queden incorporadas.

3) Repartimos la masa con ayuda de dos cucharas o con una cuchara de helado hasta llenar 3/4 de los moldes y lo metemos en el horno durante 18-20 min o hasta que al pincharlos con un palito en el centro, éste salga limpio.

4) Una vez fuera del horno, dejamos templar 3 min dentro del molde, y luego los ponemos sobre una rejilla hasta que enfríen totalmente y los podamos decorar.

 Ingredientes para el frosting:

  • 200g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250g de azúcar super fino
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (para la parte blanca)
  • 1 y 1/2 de sirope de frambuesa (para la parte rosa)
  • colorante rojo o rosa
  • frambuesas para decorar

Esta parte de la receta la la empezamos como una sola crema, pero la acabamos dividiendo en dos una vez conseguimos la base.

1) Batimos la mantequilla durante aproximadamente 5 minutos o hasta que haya blanqueado. Incorporamos el azúcar en tres partes, batiendo bien entre cada paso.

2) Tenemos lo que sería una crema básica, sin ningún sabor en concreto. La dividimos en 2 boles distintos, teniendo en cuenta que de la crema que será blanca sólo vamos a necesitar dos cucharadas como máximo. Por lo tanto, todo lo que sobre será nuestro frosting de frambuesa.

3) Para hacer la crema de vainilla (blanca), tan sólo añadimos el extracto de vainilla y mezclamos bien.

4) Incorporamos el sirope de frambuesa y el colorante en el resto de la crema, y batimos hasta obtener el color deseado.

5) Preparamos cada una en una manga pastelera con una boquilla grande para la crema rosa y una más pequeña para la blanca. La forma será la que más os guste. Nosotras usamos una Wilton de estrella 1M y una 4B respectivamente.

Ingredientes para el relleno de chocolate y frambuesa:

  • 200 g chocolate negro para derretir
  • 25 g de mantequilla sin sal
  • sirope de frambuesa

Derretimos en el microondas o al baño Maria la mantequilla y el chocolate y, una vez mezclados, añadimos sirope de frambuesa al gusto. Nosotras pusimos aproximadamente 2 cucharaditas.

Otra opción es rellenar estos cupcakes de mermelada de frambuesa para evitarnos el trabajo extra.


08032016-IMG_0237.jpg

Sabemos que la receta puede resultar laboriosa, pero os aseguramos que no es tanto como parece. Una vez tengáis todo preparado, tan sólo tenemos que hacer pequeños agujeros en los cupcakes con un descorazonador de manzanas, rellenarlos con el sirope de choco y frambuesa o la mermelada y decorarlos con el frosting tal y como figura en la fotografía.

También guardamos un poco de sirope de chocolate para ponerle por encima. Para eso necesitamos una manga pastelera pequeña o una bolsita para congelar, le hacemos un pequeño agujero en un borde y con cuidado vamos soltando el sirope encima de la capa rosa de frosting antes de añadir el de vainilla y la frambuesa.

Y ya es hora de comerlos!!! Por fin!!! Esperamos que os hayan gustado y que nos dejéis vuestros comentarios y sugerencias más abajo. Gracias!

Un beso!!

Bundtlettes de vainilla con pepitas de chocolate y salsa de Nutella caliente

bundt1

¡Hola! Hoy os traemos un bizcocho muy típico en repostería en tamaño mini: mini-bundtcakes de vainilla con pepitas de chocolate.

¿De dónde viene el Bundtcake? Se dice que este bizcocho viene en parte de un bizcocho típico entre la comunidad judía de Alemania, Austria y Polonia llamado Gugelhupf. En el norte de Alemania, éste se llamaba bundkuchen  (de ahí el nombre).  En los años 50, el fundador de la popular marca Nordicware, H. David Dalquist, comercializó un molde (bundt pan) pero no tuvo ventas suficientes y cayó en el olvido. En 1966, en un concurso de bizcochos patrocinado por Pillsbury un bundtcake quedó en segundo lugar, disparando así la venta de este bizcocho de forma única y lanzándolo a la fama.

Actualmente, existen una gran variedad de formas de estos moldes de aluminio y tamaños y se puede encontrar uno de los primeros bundtpans en el museo Smithsonian en Washington D.C. (EEUU).

nordic-ware-brand-kitchen-logo_1-copiar

Después de un poco de historia, pasemos a la receta.

Ingredientes (para 6 bundlettes):

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar blanco
  • 2 huevos L
  • 210 g de harina
  • 1/8 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 125 mL de leche entera
  • Unas gotitas de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de brandy (opcional)
  • 50 g de pepitas de chocolate

IMG_0498

El molde lo podéis encontrar aquí.

Precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y engrasamos el molde.

En un vaso se pesa la leche, se le añaden unas gotas de limón y se deja reposar unos 10 minutos. Esto se hace porque aquí no se comercializa el buttermilk, muy usado en repostería así que, ésta es la manera de hacer buttermilk casero: “cortando” la leche. Se podrá ver como se forman unos grumitos, no os preocupéis, es lo que tiene que pasar. Después de 10 minutos, se le añade el extracto de vainilla y el brandy.

Mientras tanto, se bate la mantequilla con el azúcar blanco a velocidad media-alta hasta que la mezcla blanquee. Se baja la velocidad y se añaden los huevos uno a uno. En otro bol, se tamiza la harina, el bicarbonato sódico y la sal (se reserva una cucharada de harina). Se baja la velocidad al mínimo, se añade 1/3 de harina y se bate hasta que esté integrada. Después se añade la mitad del buttermilk, se bate y alternando así hasta haber añadido todo.

Con la cucharada de harina que hemos reservado, se rebozan las pepitas de chocolate para que no vayan al fondo y se distribuyan bien por el bizcocho. Se añaden a la masa y se mezcla con la ayuda de una espátula.

Se vierte la masa en el molde con cuidado de no llenar más de 2/3 cada cavidad y se hornean durante 12-15 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salgan poquitas migas pegadas.

Se vuelcan sobre una rejilla y se dejan enfriar.

bundt2

En este momento, se prepara la salsa de Nutella caliente.

  •  110 g de azúcar blanco
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 cucharada de Maicena
  • 2 cucharadas de sirope de maíz
  • 80 mL de agua
  • 80 mL de leche
  • 225 g de Nutella

Calentamos a fuego lento en un cazo todos los ingredientes excepto la Nutella. Removemos sin parar hasta que la mezcla burbujee y empiece a espesar. Retiramos del fuego, añadimos la Nutella y removemos hasta que esté totalmente integrada. Dejamos templar un poco y decoramos cada bundlette con esta salsa por encima.

Si nos sobra salsa, se puede guardar en un recipiente hermético en la nevera y usarlo para otra ocasión (nosotras decidimos hacer unas tortitas al día siguiente 😉 ).

bundt3

¡Hasta la próxima!

Galletas Petit Écolier®

Primero de todo, nos disculpamos por haber estado tan ausentes. Hemos tenido muchas cosas a hacer y no hemos tenido tiempo para subir las recetas que hemos ido haciendo.

A todos nos pasa que compramos un kit, una máquina, un algo que creemos que vamos a utilizar a todas horas porque es genial y ahí está, cogiendo polvo un año después, sin estrenar.

Pues este es el caso del kit de galletas tipo Petit Écolier® (se puede comprar aquí). Dan un resultado bastante llamativo y son muy sencillas de hacer aunque, para ser sinceras, tardan un poco en estar listas.

Ingredientes para 20 galletas:

  • 200g de harina floja
  • 80g de mantequilla
  • 80g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 50mL de leche entera
  • Chocolate con leche (nosotras usamos Nestlé®)

Primero se elaboran las galletas. Se calienta en un cazo la mantequilla junto con la leche y el azúcar blanco. Cuando la mantequilla y el azúcar se hayan derretido, se mezcla y se deja enfriar un poco.

En un bol se tamiza la harina con la levadura, se forma un hueco en el centro y se vierte la mezcla líquida anterior. Se remueve hasta obtener una masa homogénea, se forma una bola y se refrigera en el frigorífico durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, se alisa la bola entre dos papeles de horno y se recortan las formas con el cortador. Se vuelven a poner en el frigorífico ya cortadas en una bandeja de horno cubierta con papel o Silpat® durante 1 h y media. La masa sobrante se puede volver a hacer bola y repetir los dos pasos anteriores hasta 3 veces ya que las galletas van perdiendo calidad después de muchos amasados.

Mientras tanto, se derrite el chocolate al baño María (puede ser negro, blanco, chocolate con leche o incluso se pueden hacer mezclas) y se vierte sobre los moldes de silicona, procurando que el chocolate llegue a todos los lados del molde y alisando la superficie con el reverso de una cucharilla.

Se deja endurecer en un lugar fresco (aprox. unos 40 minutos) y cuando estén endurecidas se pueden desmoldar.

La masa ya fría se hornea durante 12 minutos a 170ºC con calor arriba y abajo. Las galletas están hechas cuando los bordes están dorados. Se dejan enfriar en una rejilla.

Para montar la galleta, solo hay que untar la galleta con un poco del chocolate fundido sobrante y enganchar la tableta de chocolate encima. Se dejan enfriar en un lugar fresco y así, se consiguen unas galletas deliciosas.

foto2

¡Feliz Martes!

Guiness® Cupcakes (cerveza negra)

IMG_9759_1.jpg

Esta semana Paula acaba las clases, así que había que hacer unos increíbles cupcakes con un poquito de chispita para celebrar. Se trata de unos cupcakes de cerveza negra que nos encantan y que son muy sencillos de hacer.

Además, esta receta os va a servir no sólo para cupcakes, sino para hacer un bizcocho ligero y delicioso, o las diferentes capas de una tarta de cumpleaños. Sólo hay que ponerle el ingrediente que más nos gusta: imaginación.

Los ingredientes que vamos a necesitar para 12 cupcakes son:

  • 140 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo
  • 125 ml de cerveza negra (preferible Guiness® en botella, ya que las de lata hacen mucha espuma al abrirlas y eso lo queremos evitar)
  • 60 ml de leche con una cucharadita de vinagre o zumo de limón (buttermilk).
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • chocolate rallado (opcional, para decorar)

Para la crema, utilizamos la receta de crema de queso que podéis ver las instrucciones en la entrada de los cupcakes red velvet que hicimos el mes pasado.


Empezamos precalentando el horno a 180ºC o 160ºC si funciona con ventilador, y preparamos una bandeja de cupcakes con 12 cápsulas.

Preparamos en un vaso nuestro buttermilk, es decir, la leche con una cucharadita de limón o vinagre. Se deja reposar unos 10 minutos y lo que tenemos que ver es que la leche se corta.

Mientras tanto, en un cazo a fuego lento calentamos la cerveza Guiness® con la mantequilla hasta que ésta se derrita por completo. Retiramos del fuego y le añadimos el cacao y el azúcar hasta su disolución completa.

IMG_9714.JPG

A continuación batimos en un recipiente los huevos con el extracto de vainilla y el buttermilk y lo añadimos a la mezcla de cerveza negra.

En un bol tamizamos la harina con el bicarbonato, la levadura y la sal, y le añadimos la mezcla anterior. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Rellenamos las cápsulas de nuestra bandeja hasta 3/4 partes aprox. y horneamos durante 18-20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga con unas poquitas migas pegadas.

Una vez listos, dejamos que se enfríen un poco en la bandeja y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado por completo.

IMG_9736_1.jpg

Decoramos con la crema de queso y nosotras decidimos ponerles un poco de chocolate rallado por encima. Esta vez optamos por chocolate con leche. Y listos, ya tenemos unos deliciosos cupcakes 🙂

Esperamos que os gusten. No os olvidéis de comentar y compartir nuestra receta si os ha servido de ayuda.

Un beso 😉

Cookies de Lacasitos de Chocolate Blanco

IMG_0215.jpg

El otro día estábamos comprando ingredientes y vimos una bolsa de Lacasitos de chocolate blanco.
La cogimos sin pensarlo.¡Eran Lacasitos!¡y de chocolate blanco!
No sabíamos si nos iban a gustar, ni para que los podríamos usar, pero teníamos que probarlos. Pues bien, pensando, se nos ocurrió probar de hacer estas cookies y ya no queda ni una, ¡están riquísimas!

Ingredientes (18-24 galletas):
– 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
– 115 g de azúcar moreno
– 60 g de azúcar blanco
– 1 huevo
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
– 1 cucharadita de levadura Royal
– 120 g de harina
– 50 g de cacao en polvo sin azúcar
– 60 g de chocolate blanco en trozos
– 120 g de lacasitos de chocolate blanco

IMG_0211.jpg

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta que quede una mezcla muy cremosa. Incorporamos el huevo, preferible que esté a temperatura ambiente también, y la cucharadita de extracto de vainilla. Batimos de nuevo.

En otro bol tamizamos la harina, la levadura y el cacao. Lo añadimos a la mezcla anterior y batimos lo justo a velocidad mínima hasta que la masa sea homogénea. Incorporamos los trocitos de chocolate blanco y los lacasitos (reservamos unos pocos para añadir despúes) y los mezclamos con la ayuda de una espátula.
Refrigeramos el bol durante unos 20 minutos y cubrimos dos o tres bandejas con papel de horno o un tapete de silicona.

Con una cuchara pequeña cogemos porciones de masa, hacemos una bolita con las manos y las vamos colocando espaciadas en las bandejas (si las colocamos muy juntas se formará una supercookie y no es lo que queremos…¿o si? :P) y las aplanamos ligeramente con la palma de la mano.
¿Recordáis los Lacasitos que hemos reservado? Ahora es el momento de usarlos: colocamos 1 o 2 encima de cada cookie para que se vean después de hornear.
Horneamos cada bandeja 12 minutos o hasta que los bordes estén dorados (aunque siendo de chocolate, esto segundo es difícil de ver).
Dejamos enfríar un poco en la bandeja y luego se pasan a una rejilla metálica. Se repite el proceso con el resto de galletas.

Esperamos que las horneéis cuanto antes.
¡Feliz puente!