Cupcakes de Baileys® y café

IMG_0580

Después de alguna que otra receta sana viene bien alguna receta no tan sana para que el cuerpo no se acostumbre que si no luego ¡blop! y ¡¡sólo con un cupcake!! (no nos podéis echar la culpa) jaja.

Estamos ya en verano, algunos estamos de vacaciones y hay que celebrarlo 🙂 Por ello, una receta de cupcakes un tanto borrachos va perfecto. He aquí la receta:

Ingredientes (para 15 cupcakes):

  • 100 mL de aceite de oliva suave
  • 220 g de azúcar moreno
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita y 1/2 de levadura química
  • 100 mL de café recién hecho

Para empaparlos:

  • 25 mL de Baileys®
  • 25 mL de licor de café
  • 25 mL de licor de avellana

Se precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y se prepara una bandeja para cupcakes con las cápsulas.

Se mezcla el aceite con el azúcar y se añaden uno a uno los huevos hasta que esté todo bien batido.

En otro bol se tamizan la harina y la levadura y se añade a la mezcla anterior poco a poco batiendo lo justo. Se prepara el café (nosotras hemos usado dos cápsulas de café formato Lungo) , se añade y se remueve de nuevo.

Se reparte la masa en las cápsulas sin llenar más de 2/3 y se hornea durante 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga con muy pocas migas pegadas.

Mientras el bizcocho está enfriando, se mezcla el Baileys®, el licor de café y el licor de avellana, se pinchan los cupcakes con un tenedor y se pinta 3 o 4 veces cada cupcake.

Ingredientes para la crema de mantequilla francesa:

  • 3 yemas de huevo
  • 35 mL de agua
  • 110 g de azúcar blanco
  • 175 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 15 mL de Baileys®
  • 15 mL de licor de café
  • 15 mL de licor de avellanas

Se colocan las yemas de huevo en el bol de la batidora y se empiezan a montar a velocidad alta. Mientras tanto, se calienta el azúcar con el agua en un cazo sin remover hasta que llegue a 118-120ºC si se tiene termómetro de azúcar o hasta que si cogemos un poco con una cucharita y lo metemos en un vaso con agua, al cogerlo se forma una bola blanda.

Se vierte el almíbar en forma de hilo sobre las yemas sin parar de batir y se deja batiendo hasta que la mezcla vuelve a temperatura ambiente. Se añade la mantequilla poco a poco hasta que la crema sea consistente.

Por último, se añaden la crema irlandesa y los licores y se bate unos 2 minutos más.

Se decoran los cupcakes y ya se pueden empezar a comer. Veréis como están deliciosos 🙂

¡Feliz entrada de verano!

Anuncios

Batido de remolacha

Processed with VSCO with hb1 preset

Ya empieza a notarse el calorcito, y a veces nos apetece algo dulce y rico, pero no queremos encender el horno, o no tenemos mucho tiempo para prepararlo. Pero eso no quiere decir que no podamos encontrar la manera de endulzarnos el día.

Aquí tenemos un batido riquísimo. El ingrediente principal puede parecer raro en un principio, pero os aseguramos que es genial y vale la pena probarlo. Los ingredientes para este batido son:

  • 2 plátanos
  • 1 cabeza de remolacha cocida (las tienen en el Mercadona ya hechas)
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 3 fresas grandes
  • zumo de mango (no hay una cantidad en concreto, ya que depende de lo espeso que queráis el batido)
  • 2-3 hojas de menta

Las instrucciones son de lo más sencillo: lo metemos todo en la batidora y ¡a batir! A nosotras nos gusta muy licuado, así que lo batimos durante unos 3-5 minutos para que no queden trozos grandes. Si queréis endulzarlo un poco, podéis poner una cucharadita de miel o sirope de arce, e incluso azúcar o stevia.

Esperamos que os guste 😀 besitos!!!

Bundtlettes de vainilla con pepitas de chocolate y salsa de Nutella caliente

bundt1

¡Hola! Hoy os traemos un bizcocho muy típico en repostería en tamaño mini: mini-bundtcakes de vainilla con pepitas de chocolate.

¿De dónde viene el Bundtcake? Se dice que este bizcocho viene en parte de un bizcocho típico entre la comunidad judía de Alemania, Austria y Polonia llamado Gugelhupf. En el norte de Alemania, éste se llamaba bundkuchen  (de ahí el nombre).  En los años 50, el fundador de la popular marca Nordicware, H. David Dalquist, comercializó un molde (bundt pan) pero no tuvo ventas suficientes y cayó en el olvido. En 1966, en un concurso de bizcochos patrocinado por Pillsbury un bundtcake quedó en segundo lugar, disparando así la venta de este bizcocho de forma única y lanzándolo a la fama.

Actualmente, existen una gran variedad de formas de estos moldes de aluminio y tamaños y se puede encontrar uno de los primeros bundtpans en el museo Smithsonian en Washington D.C. (EEUU).

nordic-ware-brand-kitchen-logo_1-copiar

Después de un poco de historia, pasemos a la receta.

Ingredientes (para 6 bundlettes):

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g de azúcar blanco
  • 2 huevos L
  • 210 g de harina
  • 1/8 de cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 125 mL de leche entera
  • Unas gotitas de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de brandy (opcional)
  • 50 g de pepitas de chocolate

IMG_0498

El molde lo podéis encontrar aquí.

Precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo y engrasamos el molde.

En un vaso se pesa la leche, se le añaden unas gotas de limón y se deja reposar unos 10 minutos. Esto se hace porque aquí no se comercializa el buttermilk, muy usado en repostería así que, ésta es la manera de hacer buttermilk casero: “cortando” la leche. Se podrá ver como se forman unos grumitos, no os preocupéis, es lo que tiene que pasar. Después de 10 minutos, se le añade el extracto de vainilla y el brandy.

Mientras tanto, se bate la mantequilla con el azúcar blanco a velocidad media-alta hasta que la mezcla blanquee. Se baja la velocidad y se añaden los huevos uno a uno. En otro bol, se tamiza la harina, el bicarbonato sódico y la sal (se reserva una cucharada de harina). Se baja la velocidad al mínimo, se añade 1/3 de harina y se bate hasta que esté integrada. Después se añade la mitad del buttermilk, se bate y alternando así hasta haber añadido todo.

Con la cucharada de harina que hemos reservado, se rebozan las pepitas de chocolate para que no vayan al fondo y se distribuyan bien por el bizcocho. Se añaden a la masa y se mezcla con la ayuda de una espátula.

Se vierte la masa en el molde con cuidado de no llenar más de 2/3 cada cavidad y se hornean durante 12-15 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salgan poquitas migas pegadas.

Se vuelcan sobre una rejilla y se dejan enfriar.

bundt2

En este momento, se prepara la salsa de Nutella caliente.

  •  110 g de azúcar blanco
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 cucharada de Maicena
  • 2 cucharadas de sirope de maíz
  • 80 mL de agua
  • 80 mL de leche
  • 225 g de Nutella

Calentamos a fuego lento en un cazo todos los ingredientes excepto la Nutella. Removemos sin parar hasta que la mezcla burbujee y empiece a espesar. Retiramos del fuego, añadimos la Nutella y removemos hasta que esté totalmente integrada. Dejamos templar un poco y decoramos cada bundlette con esta salsa por encima.

Si nos sobra salsa, se puede guardar en un recipiente hermético en la nevera y usarlo para otra ocasión (nosotras decidimos hacer unas tortitas al día siguiente 😉 ).

bundt3

¡Hasta la próxima!

Galletas Petit Écolier®

Primero de todo, nos disculpamos por haber estado tan ausentes. Hemos tenido muchas cosas a hacer y no hemos tenido tiempo para subir las recetas que hemos ido haciendo.

A todos nos pasa que compramos un kit, una máquina, un algo que creemos que vamos a utilizar a todas horas porque es genial y ahí está, cogiendo polvo un año después, sin estrenar.

Pues este es el caso del kit de galletas tipo Petit Écolier® (se puede comprar aquí). Dan un resultado bastante llamativo y son muy sencillas de hacer aunque, para ser sinceras, tardan un poco en estar listas.

Ingredientes para 20 galletas:

  • 200g de harina floja
  • 80g de mantequilla
  • 80g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 50mL de leche entera
  • Chocolate con leche (nosotras usamos Nestlé®)

Primero se elaboran las galletas. Se calienta en un cazo la mantequilla junto con la leche y el azúcar blanco. Cuando la mantequilla y el azúcar se hayan derretido, se mezcla y se deja enfriar un poco.

En un bol se tamiza la harina con la levadura, se forma un hueco en el centro y se vierte la mezcla líquida anterior. Se remueve hasta obtener una masa homogénea, se forma una bola y se refrigera en el frigorífico durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, se alisa la bola entre dos papeles de horno y se recortan las formas con el cortador. Se vuelven a poner en el frigorífico ya cortadas en una bandeja de horno cubierta con papel o Silpat® durante 1 h y media. La masa sobrante se puede volver a hacer bola y repetir los dos pasos anteriores hasta 3 veces ya que las galletas van perdiendo calidad después de muchos amasados.

Mientras tanto, se derrite el chocolate al baño María (puede ser negro, blanco, chocolate con leche o incluso se pueden hacer mezclas) y se vierte sobre los moldes de silicona, procurando que el chocolate llegue a todos los lados del molde y alisando la superficie con el reverso de una cucharilla.

Se deja endurecer en un lugar fresco (aprox. unos 40 minutos) y cuando estén endurecidas se pueden desmoldar.

La masa ya fría se hornea durante 12 minutos a 170ºC con calor arriba y abajo. Las galletas están hechas cuando los bordes están dorados. Se dejan enfriar en una rejilla.

Para montar la galleta, solo hay que untar la galleta con un poco del chocolate fundido sobrante y enganchar la tableta de chocolate encima. Se dejan enfriar en un lugar fresco y así, se consiguen unas galletas deliciosas.

foto2

¡Feliz Martes!

Especial Navidad: Cupcakes de turrón y Red Velvet navideños :D

IMG_0234.JPG

Mañana ya es Navidad. Nos encanta esta época del año: las luces, los regalitos, la familia y las comidas… Por eso, es el mejor momento para hacer dulces de Navidad.

Hoy os traemos algunas ideas de cupcakes 100% navideños. Si pensamos en Navidad lo primero que se nos ocurre es turrón. Y ¿por qué no convertir el turrón en cupcake?

Cupcakes de Turrón (para 12-14 cupcakes):

  • 100 mL de aceite de oliva suave
  • 220 g de azúcar blanco
  • 2 huevos L
  • 220 g de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura tipo Royal
  • 120 mL de leche enter
  • 2 cucharadas de turrón de Jijona ablandado con un poco de leche

IMG_0228.JPG

Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo o a 160ºC con ventilador y preparamos la bandeja con unas cápsulas navideñas. Batimos el aceite con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y añadimos los huevos uno a uno hasta que sea una mezcla homogénea.

En otro bol tamizamos la harina con la levadura y añadimos la mitad de estos ingredientes a nuestra mezcla líquida. Batimos sólo hasta que esté incorporado y añadimos la mitad de la leche. Repetimos este proceso con la otra mitad de la harina y la leche. Se añaden las cucharadas de turrón y se mezcla bien.

Repartimos la masa en las cápsulas sin llenarlas más de 2/3. Se hornean durante 22-24 minutos o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Y, por último, se dejan enfriar en una rejilla.

Para la crema:

  • 3 claras de huevo
  • 180 g de azúcar blanco
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de turrón de Jijona ablandado con la leche.

Se ponen las claras y el azúcar en un cazo al baño María sin dejar de remover hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Pasamos esta mezcla al bol de la batidora y montamos a punto de nieve hasta obtener un merengue firme. Incorporamos la mantequilla. En este punto la mezcla puede parecer cortada pero ¡no la tiréis! Seguid batiendo (unos 10-15 minutos) y al final veréis que se integra y queda una crema lisa y muy suave. Se le añaden las cucharadas de turrón, se bate y lista.

Para decorar, desaconsejamos el uso de una boquilla de estrella porque el turrón tiene trocitos de almendra y la boquilla se obtura. Así que mejor una boquilla lisa o decorar con la espátula tipo Magnolia Bakery 

La segunda idea que nos viene a la mente cuando pensamos en Navidad es Papá Noel. Así que se nos ocurrió, en una de nuestras ideas locas, decorar unos cupcakes Red Velvet (como los de aquí) pero con un Santa Claus un tanto torpe 😛 Los hemos llamado Cupcakes de Santa el Torpe jaja

IMG_0237.JPG

Esperamos que os hayan gustado y que los hagáis.

Os deseamos una feliz y muy dulce Navidad.

Guiness® Cupcakes (cerveza negra)

IMG_9759_1.jpg

Esta semana Paula acaba las clases, así que había que hacer unos increíbles cupcakes con un poquito de chispita para celebrar. Se trata de unos cupcakes de cerveza negra que nos encantan y que son muy sencillos de hacer.

Además, esta receta os va a servir no sólo para cupcakes, sino para hacer un bizcocho ligero y delicioso, o las diferentes capas de una tarta de cumpleaños. Sólo hay que ponerle el ingrediente que más nos gusta: imaginación.

Los ingredientes que vamos a necesitar para 12 cupcakes son:

  • 140 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 30 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo
  • 125 ml de cerveza negra (preferible Guiness® en botella, ya que las de lata hacen mucha espuma al abrirlas y eso lo queremos evitar)
  • 60 ml de leche con una cucharadita de vinagre o zumo de limón (buttermilk).
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura tipo Royal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • chocolate rallado (opcional, para decorar)

Para la crema, utilizamos la receta de crema de queso que podéis ver las instrucciones en la entrada de los cupcakes red velvet que hicimos el mes pasado.


Empezamos precalentando el horno a 180ºC o 160ºC si funciona con ventilador, y preparamos una bandeja de cupcakes con 12 cápsulas.

Preparamos en un vaso nuestro buttermilk, es decir, la leche con una cucharadita de limón o vinagre. Se deja reposar unos 10 minutos y lo que tenemos que ver es que la leche se corta.

Mientras tanto, en un cazo a fuego lento calentamos la cerveza Guiness® con la mantequilla hasta que ésta se derrita por completo. Retiramos del fuego y le añadimos el cacao y el azúcar hasta su disolución completa.

IMG_9714.JPG

A continuación batimos en un recipiente los huevos con el extracto de vainilla y el buttermilk y lo añadimos a la mezcla de cerveza negra.

En un bol tamizamos la harina con el bicarbonato, la levadura y la sal, y le añadimos la mezcla anterior. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Rellenamos las cápsulas de nuestra bandeja hasta 3/4 partes aprox. y horneamos durante 18-20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga con unas poquitas migas pegadas.

Una vez listos, dejamos que se enfríen un poco en la bandeja y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se hayan enfriado por completo.

IMG_9736_1.jpg

Decoramos con la crema de queso y nosotras decidimos ponerles un poco de chocolate rallado por encima. Esta vez optamos por chocolate con leche. Y listos, ya tenemos unos deliciosos cupcakes 🙂

Esperamos que os gusten. No os olvidéis de comentar y compartir nuestra receta si os ha servido de ayuda.

Un beso 😉

Cupcakes de chocolate blanco rellenos de mermelada de frambuesa

IMG_9707_1.jpg

Menudas semanitas llevamos. Paula con exámenes y Bea con un montón de trabajo. Aún así, no puede faltar nuestra receta del viernes para que podáis hacer felices a vuestras personas favoritas este finde.

Estos cupcakes son muy sencillos y ya han sido reproducidos por la hermana de Bea, Alexandra. Si se atreve, nos publicará alguna fotito de cómo le quedaron.

Allí van los ingredientes para 12 cupcakes:

-150g de harina
-150g de azúcar moreno
-3 huevos M
-80g aceite de oliva suave
-55g de mantequilla sin sal
-115ml de leche
-115g de chocolate blanco
-1 cucharada y media de levadura tipo Royal
-1/2 cucharadita de sal
-1/2 cucharadita de extracto de vainilla

-mermelada de frambuesa para el relleno

Ingredientes para el merengue suizo:

-200g de azúcar
-la clara de 4 huevos M


Precalentamos el horno a 180ºC o a 160ºC si funciona con ventilador. Preparamos una bandeja de 12 cupcakes con sus respectivos moldes.

Empezamos calentando la leche a fuego medio-bajo junto con el chocolate blanco hasta que se derrita. Quitamos del fuego y reservamos para que se vaya enfriando.

Mezclamos el azúcar moreno con la mantequilla y el aceite hasta formar una pasta y, uno a uno, vamos incorporando los huevos. Añadimos el extracto de vainilla y ya podemos ir incorporando la harina con la sal mezclando bien para que no queden grumos. Finalmente añadimos la leche que habíamos reservado.

IMG_9710.JPG

Ya podemos repartir la masa en los moldes, llenándolos poco más de la mitad, y a hornearlos durante 18-20 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga limpio.

Mientras tanto, podemos empezar con el merengue suizo. Al baño Maria ponemos las claras junto con el azúcar hasta que alcance los 50-55ºC o hasta que el azúcar se haya derretido por completo. Lo sabremos si al frotar la mezcla entre los dedos, no notemos ningún granito de azúcar.

Una vez haya alcanzado esta temperatura, lo retiramos del fuego y lo vertemos en un bol (a poder ser de aluminio y que esté un poco frío). Batimos a punto de nieve hasta que se enfríe totalmente.

Cuando hayamos sacado los cupcakes del horno, dejamos que se enfríen en el molde máximo 5 minutos y luego los sacamos sobre una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Ya podemos hacer un pequeño agujero en el medio con un descorazonador de manzanas o un cuchillo, sin llegar hasta el fondo para no agujerear el papel y que nos salga el relleno. Lo llenamos de mermelada de frambuesa y los decoramos con merengue suizo con la boquilla que más os guste.

IMG_9711.JPG

***En alguno de los cupcakes pusimos unas gotitas de aroma de frambuesa en el merengue, pero hay que decir que simple está buenísimo y no es algo que veamos totalmente necesario a no ser que os apetezca un sabor a frambuesa más fuerte.

****También es cierto que los íbamos a decorar con unas frambuesas, pero fue imposible encontrar unas bonitas en el super esta semana y como íbamos mal de tiempo, decidimos dejarlos así.

Esperamos que os hayan gustado y que nos paséis fotos si os han servido de inspiración.

¡Un beso!